«Mil cortes en las hojas del árbol del mal equivalen a uno solo en las raíces». Sólo podemos lograr una mejora considerable en nuestras vidas cuando dejamos de cortar las hojas de la actitud y la conducta y trabajamos sobre la raíz, sobre los paradigmas de los que fluyen la actitud y la conducta. (Thoreau)

sábado

LA BIBLIA ESTÁ OBSOLETA

AL CESAR LO QUE ES DEL CESAR Y A DIOS LO QUE ES DE DIOS
LA BIBLIA Y EL MUNDO MODERNO
«¿Que podría aportar un libro que se ve obsoleto, suena arcaico y huele a rancio?». Cualquier intelectual de nuestro tiempo puede hacerse esta interrogante.  Ya no se trata de convencer a las personas de la verdad del cristianismo, sino de cuan relevante puede ser para la era moderna y posmoderna. Vimos pasar de la edad media: la Revolución Industrial, la Revolución Francesa y la Revolución científica. Todos esos avances que la ciencia moderna nos aporta día con día.  Hemos incursionado en el espacio notablemente. Observamos los agujeros negros y todo ese conocimiento de la mecánica cuántica. Ante todo, esto: ¿Qué nos podría ofrecer la Biblia? «Entre más avanza la ciencia, Dios tiene menos que hacer». Afirman los científicos. Deja mucho que desear, como religiosos enceguecidos torturaban a personas que consideraban herejes, hasta obligarles a que aceptaran la fe. Ahora ya no se ven brujas a las que hay que llevar a la hoguera. Así que, si se acabaron las brujas, se acabaron entonces los religiosos enceguecidos. No sólo las mentes seculares ven la obsolescencia de la BIBLIA, sino que también algunos teólogos liberales como: David Edward quien expresa de una forma radical lo siguiente: «Admito que gran parte de la Biblia está condicionada culturalmente, y por consiguiente es obsoleta.»

La mayoría piensa que el cristianismo es una religión palestina primitiva, con una cultura palestina primitiva ¿Que podrá decirnos este libro tan viejo en el siglo XXI?  Ahora se tienen cirugías de trasplantes, ingeniería genética avanzada, ya se ha ido a la luna y de seguro se ira a marte. ¿Qué tiene que decir a la juventud una religión primitiva en estos días?

Partiendo de la afirmación del teólogo Edward sobre el acondicionamiento cultural, he de darle crédito en esta parte, pues es cierto que las Escrituras fueron escritas por hombres que pertenecían a una cultura en particular. Por tanto, vemos diversas culturas a quienes se les fue dado un mensaje en particular.  Todos somos criaturas culturales. Esa cultura nos define en nuestro actuar. El problema en si son las culturas y es que por un lado encontramos las culturas en que la Biblia fue escrita y por el otro, las culturas en que la Biblia es leída. Ese abismo que existe entre el mundo bíblico y el mundo moderno es un grave problema.  Abismo de más 2000 años de cultura cambiante. En el lado del mundo bíblico se encuentran personas que aman la Biblia, creen la Biblia, comunican todo acerca de la Biblia y se sienten cómodos en ese ambiente. Por el otro lado está el mundo moderno. Los del mundo bíblico se sienten amenazados por los del mundo moderno, pues, aunque se esfuerzan porque sus sermones lleguen al mundo moderno, este no logra aterrizar, porque no está arraigado a la realidad contemporánea. Los teólogos liberales viven de lado del mundo moderno. Leen poseía, filosofía moderna, ciencia moderna y es por eso que las personas les escuchan a ellos, porque parecen identificarse con el mundo moderno.

El abismo cultural se ha convertido en una trágica polarización, porque los evangélicos nos hemos vuelto bíblicos, pero no contemporáneos, mientras que los teólogos liberales son contemporáneos, pero no bíblicos. «Nadie está construyendo puentes entre el mundo bíblico y el mundo moderno», sino que haciendo más grande ese abismo. Todos los lectores de la Biblia se han vuelto prisioneros de su propia cultura. Han absorbido la herencia cultural de manera no critica. La manera en que pensamos, hablamos, nos vestimos, comemos y jugamos, son determinados por nuestra crianza cultural. Sería bueno que evaluáramos nuestra cultura con otras culturas. El trasfondo cultural es parte de nuestra identidad personal. La manera en que nos acercamos a la Biblia es fuertemente influenciada por nuestra herencia cultural, y eso hace muy difícil estudiar la Biblia con una objetividad genuina. Hace que sea muy difícil escuchar las Escrituras con una mente abierta y sin prejuicios, sería imposible sin la gracia de Dios y la iluminación del Espíritu Santo, porque nuestros ojos con que leemos las Escrituras tienen lentes culturales, y todo esto es afectado por nuestro trasfondo cultural. ¿Cómo puedo como hombre, leer la Biblia de la misma manera que la lee una mujer que ha sido maltratada por un hombre machista? o como adulto apreciar las preguntas con que vienen los jóvenes a las Escrituras. ¿Cómo puedo yo que tengo un trabajo estable, sentir el rechazo de los que no tienen empleo o han sido declarado, inválidos? Eh allí la dificultad de escuchar lo que Dios quiere decir. Leemos la Biblia de manera devota, ortodoxa. «Si vamos a la Biblia con una idea preconcebida, nunca escucharemos el trueno de la voz de Dios». En las Escrituras también hay palabras que incomodan y siempre queremos encontrar palabras de consolación cada vez que nos disponemos a leerla.  Isaías en el capítulo 42 se dirige a los líderes como ciegos y sordos.

La Iglesia se ha vuelto conformista, y se ha acomodado a las culturas. ¿Cómo es posible que los países de occidente cristianos tuvieran que pasar muchos años para que abolieran la esclavitud? Y todo porque quisieron creer sólo lo que les convenía de las Escrituras, pues no quisieron atender a la agenda de Dios. Hasta que se levantan los Martin Luther King, inspirados por hombres de valor como Martin Lutero. Todos esos puntos ciegos que ha habido en el trascurso de la historia, donde la conciencia cristiana permaneció adormecida, enceguecida y sorda. Hemos de tener claro de esa gran barrera cultural que nos impide tomar las acciones que le corresponden a la Iglesia. Yo podría vestirme de muchas formas, según la ocasión. Usar ropa oscura si voy a un funeral. Ropa deportiva si me dirijo a realizar ejercicios. Ropa formal si me dirijo a mi trabajo. Ropa de gala si me dirijo a una fiesta, pero yo sigo siendo yo, sin importar que tipo de ropa vista. Así son las culturas que cambian constantemente, pero los hombres siguen siendo iguales. La ropa cultural puede cambiar, pero la esencia de la revelación no cambia. Si el que lee las Escrituras ve algo obsoleto, entonces manifiesta un rechazo total. Pero hay otros que intentan tomar parte de la Escritura de forma literal y acartonada, sin imaginación, y dicen que como así fue escrito, entonces deberá permanecer de esa manera literal. También está los que leen las Escrituras como transporte cultural para aplicarlo a la cultura actual, es decir: sólo cambia la cultura. Poner en una cultura diferente, solo cambia la expresión cultural. El RECHAZO TOTAL podría tipificarse como lanzar un bebe con el agua de la tina.  El LITERALISMO ACARTONADO, como quedarse con el bebé y el agua de la tina; mientras que el TRANSPORTE CULTURAL sería como tirar el agua de la tina y quedarse con el bebé.


En el siguiente tema usaremos textos dela Biblia donde culturalmente no se podría practicar en estos tiempos, pero que muchos lo aplican de forma literal y mientras que otros optan por rechazarlo en su totalidad, en vez de adaptarlo a la cultura actual, sin que se convierta en libertinaje o sincretismo religioso. 

2 comentarios :

  1. DIANA MARIBEL MEDRANO SALGUERO16/4/16 20:46

    Para mi la Biblia es un libro que no pasa de moda aunque las corrientes de este mundo crean que no lo necesitan. A lo largo del tiempo muchos gobernantes, personas ateas, reyes han querido destruirla; pero todos esfuerzos malignos han sido fallidos; ya que la Palabra tiene poder, es viva y eficaz; y es más cortante que espada de 2 filos.

    Isaías 40:8. La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios
    permanece para siempre. Este versículo nos muestra que el mundo pasa y sus deseos pero la palabra de Dios siempre permanecerá.

    ¡Cuántos afanes del hombre hacia no querer reconocer que la Palabra de Dios es viva! Vemos correr a una humanidad perdida en enrolada en la vanidad de la vida; generaciones enteras envueltas en olor a pecado; rechazando la lámpara que guiara su caminar; donde será como miel al paladar.

    Está escrita en diferentes idiomas, facilitando el caminar como consejera fiel que corrige, da esperanza redarguye. No hay libro más completo como las sagradas Escrituras; cualquier escritor puede vender y tener grandes alcances con muy buenos libros; pero no hay libro que se compare a las Sagradas Escrituras, da autoridad al que la escucha, la práctica. Mateo 24:35. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán.

    ResponderEliminar
  2. En este tema no está en tela de duda en la veracidad de las Escrituras, sino de su aporte a estas culturas y la forma en que se está tratando de llevar el mensaje al mundo moderno. El cristianismo es bien conocido, pero por muchos solo como una historia. La palabra de Dios es es una espada de doble filo. La pregunta es ¿Podemos usar esa espada? Indudablemente la Palabra que sale de boca de Dios no regresará vacía. Ésta no regresará hasta que se cumpla para lo cual fue enviada.

    ResponderEliminar

Si no tienes una cuenta de gmail(google) selecciona la opción "nombre/URL" e ingresa tu nombre, si la tienes asegúrate que ingreses tu cuenta y contraseña. Al publicarlo te saldrá el siguiente mensaje: »Se ha guardado su comentario«. La aparición del comentario en el sitio puede tardar unos momentos. Si no aparece el mensaje verifica que el formulario este limpio, de lo contrario no fue publicado. Publícalo nuevamente hasta que desaparezca del formulario donde ingresaste el comentario. Gracias por tus aportes.